... a fondant

En mi primera receta conté cómo se hace la masa de galletas, bueno una de tantas fórmulas que hay, que no tiene por qué ser la mejor. Iré experimentando con otras, pero de momento esta me funciona y las galletas tienen un delicioso sabor. Me recuerdan a las galletas danesas que vienen en lata.

El uso del fondant, es muy sencillo, pues se asemeja a una plastilina azucarada. Se puede hacer en casa, pero para empezar, creo que es más fácil comprarlo hecho en los colores principales (blanco, rojo, verde, negro ...). Los de la foto los venden en DeCake (c/Arturo Soria), pero también los puedes encontrar en The American Store (en Pº San Francisco de Sales, 3 y 5), en Keyks (Madrid y Pozuelo), etc


También puede ayudarte tener unos colorantes en gel, para variar el tono del fondant, o hacer mezclas entre ellos. Por ejemplo si quieres hacer un rosa, utiliza un poquito de fondant rojo y mézclalo con una cantidad mucho mayor de fondant blanco. Los colorantes son muy intensos y hay que tener la precaución de usarlo de menos a más, pues siempre podrás oscurecer el color, pero si te pasas de intensidad ya no podrás aclararlo. Introduce la punta de un palillo en el colorante y ve impregnando el fondant. Amásalo y comprueba que es el tono deseado. Si está más claro, repite la operación.


El grosor del fondant al amasarlo debe ser mucho más delgado que el de la galleta. Puede suceder, si tienes las manos muy calientes, que se te pegue al manipularlo. Para evitarlo puedes utilizar la grasa vegetal que aparece en la foto "Crisco". Se da un poquito en las manos y listo. Una vez que lo hayas amasado, lo cortas con el molde correspondiente y lo "pegas" en la galleta untando ésta con una finísima capa de margarina, por ej. Puedes hacerlo con un dedo impregnado en margarina. Extiéndela muy bien y pega encima el fondant. Para pegar el fondant entre sí, es decir fondant sobre fondant, humedece muy ligeramente una de las partes con agua y pégalos.


Estas son las galletas finalizadas. Una vez pegado el fondant blanco sobre la galleta, las he pincelado con un colorante dorado, a continuación he pegado las bolitas plateadas y finalmente he recortado unas hojitas de acebo con un cortador especial llamado eyector (como el de la foto). Este cortador tiene un pulsador en la parte de atrás,  que funciona como una jeringa. Primero se coloca presionando sobre el fondant para que corte con la forma de la hoja y sin levantarlo se presiona sobre el pulsador para que marque los nervios de la hoja. Finalmente he puesto unas bolitas de fondant rojo. Dejamos secar las galletas unas horas y ya están listas para comer.









2 comentarios:

  1. Gracias por compartir tanta información útil para mí
    Me siento muy bien
    Muy interesante!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...